Parrandillas

Parrandillas

Si el quererte me da vida
y me la quita tu ausencia,
solo busco tu presencia
para que cure mi herida.
Quiero que estés hoy conmigo
que seas siempre mi amigo,
mi compañero adorado
siempre a mi lado.

No temas porque me quieres
que mi cariño es sincero,
te lo juro compañero
que muero por tus quereres.
Y no puedo prescindir
ni de tu vida salir,
porque me siento segura
con tu figura

No dejes que pase un día
sin haber dicho te quiero
a tu cariño me adhiero,
es mi mayor alegría.
Cuando me hablas con amor
llevas perfume de flor
y es tu voz dulce tonada
enamorada.

Y cuando vengas a verme
tráeme un ramo de flores
de diferentes colores
y con ellos complacerme.
Me gustan las margaritas
amarillas, bien bonitas
pero cuando las deshojas
me sonrojas.

Chelo Álvarez
©Derechos reservados.

Anuncios
Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

Parrandillas

Parrandillas

Si el quererte me da vida
y me la quita tu ausencia,
solo busco tu presencia
para que cure mi herida.
Quiero que estés hoy conmigo
que seas siempre mi amigo,
mi compañero adorado
siempre a mi lado.

No temas porque me quieres
que mi cariño es sincero,
te lo juro compañero
que muero por tus quereres.
Y no puedo prescindir
ni de tu vida salir,
porque me siento segura
con tu figura

No dejes que pase un día
sin haber dicho te quiero
a tu cariño me adhiero,
es mi mayor alegría.
Cuando me hablas con amor
llevas perfume de flor
y es tu voz dulce tonada
enamorada.

Y cuando vengas a verme
tráeme un ramo de flores
de diferentes colores
y con ellos complacerme.
Me gustan las margaritas
amarillas, bien bonitas
pero cuando las deshojas
me sonrojas.

Chelo Álvarez
©Derechos reservados.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Entre lirios blancos

Entre los lirios blancos
*
Entre los lirios blancos
que la estancia perfuman
envuelta en su belleza
empecé yo a pensar;
que me los regalaste
mi dulce enamorado,
para que disfrutara
de belleza sin par.

Recostada entre flores
con perfume de anhelo
que llega al mismo cielo
hoy quiero imaginar;
que presto llegarás
con ilustre cortejo,
y con mimo sincero
mi boca has de besar.

Aquí envuelta, entre lirios
con fragancia de amor
con pureza de nieve
te quiero comparar.
Para que nada enturbie
nuestro querer sincero,
revestida de anhelo
así voy a esperar.

Mas quiero que tú sepas
que mi alma se cimbrea,
que me muero por verte
y poderte tocar.
Que estoy de ti prendada
que perfumas mis días
entre flores de lirios
y la flor de azahar.

Tu cariño sincero
envuelto en agasajos
dilecto caballero
me vienes a entregar.
Mas yo me comprometo
a ser siempre tu dama,
la mujer que por siempre
te quiere acompañar.

Chelo Álvarez
©Derechos reservados.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Con los ojos del alma

Con los ojos del alma te diré que te quiero,
anhelando tus besos y añorando tu amor,
son tus ojos luceros, brillantes como el jaspe,
de mirada profunda, radiantes como el sol.

De tus labios se escapan fulgurantes sonrisas
que llegan a mi vida, como rayos de sol,
tus labios entreabiertos pronuncian quedamente,
palabras que trae el viento repletas de tu amor.

Tus palabras me rozan con su suave fragancia,
cual pétalos de rosa, con frescura y color.
Mis labios te susurran, te besan en la boca,
se unen a los tuyos, para calmar la sed de este gran amor

Al unir nuestros labios cual granada en otoño,
mis labios anhelantes de ti, mi gran amor,
te dirán un te quiero entre suaves caricias
y al alba notaremos que creció nuestro amor.

Chelo Álvarez
©Derechos reservados.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Mirando al frente


Comencé a caminar mirando al frente,
y no hallé tu sonrisa cantarina,
no encontré ni la rosa, ni la espina,
sí, el agua susurrante de la fuente.

Deambulando voy por la vertiente,
que me aproxime junto a la colina,
para que pueda, divisar la cima,
y te mire, con cara complaciente.

Continúo en mi andar de caminante,
siguiendo el sendero de la vida,
si consigo aliviarme de esta herida,
mi transitar, habrá sido brillante.

Doy las gracias a Dios, te he encontrado,
pues todo que tengo, Él me lo ha dado.

Chelo Álvarez.
©Derechos reservados.

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

Libertad


Entre las crestas con su blanca espuma
de las olas que se rizan en el mar,
me siento libre cual vuelo de gaviota
que planea entre el albor y la bruma.

Quiero ser libre, planear mi vuelo
como el sol que en el alba veo nacer
como nube paseando por el cielo
como luna que asoma al anochecer.

Las estrellas fugaces nos alumbran
los luceros nos regalan su esplendor
osada como el viento que acaricia
mis cabellos con eximia adoración.

Mi voluntad entera se estremece
con el viento que les da espontaneidad
mis manos dan las gracias hacia el cielo
encontré por fin la ansiada libertad.

Me siento libre como el pajarillo azul
como el viento que me besa al caminar,
como las vides doradas del otoño
cuando la uva se acomoda en el lagar.

Recorrer el firmamento libremente,
ser la espiga dorada de tu pan,
crecer como rosa azul entre los mares,
y en la noche silenciosa oírte cantar.

Me siento libre al estar entre tus brazos,
desplegando mis alas a tu amor
te idolatro, me ato a ti con fuerte lazo,
esa alianza de elixir liberador.

Chelo Álvarez
©Derechos reservados.

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios

Soy tu rosa


Llegas como el viento a mi corazón,
con arte me libro del negro crespón,
para que recite jubilosos versos,
hoy me regocijo en mis rojos pétalos,
llegó la alegría de hermosos luceros
con alegres cantos de los canasteros.

Siento que mi alma se llena de gozo,
vuelvo a sonreír si acudes mimoso,
nunca más me dejes por otros amores,
quiero revestirme con sonrisa alegre,
con gotas de vida, que mi alma se llene
de rica fragancia y bellos colores.

Noté que la luna estaba a mi vera,
y me regaló bellas primaveras,
gotas de rocío salpicando al amanecer,
sentí que mi vida volvía a nacer
mi espinoso tallo protegió mis pétalos,
pintando colores en mis pensamientos.

Presumo exultante de intenso perfume,
te embriaga la esencia que en mi alma luce,
me besa la brisa los rayos de sol,
mis hojas brillantes lucen su esplendor,
si mis bellas hojas marchitan un día,
no dudo que en tu alma me cobijaría.

Chelo Álvarez.
©Derechos reservados.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario