Las Las poesías que aún recuerda mi madre

Madre, este pedacito de espacio va dedicado  a Ti con todo mi cariño

Las poesías que todavía dices alguna vez, a pesar de tu avanzado alzheimer.

¡Te quiero Madre!

(desconozco la autoría de los poemas)

 

El Enfermo

Abre la venta madre, que quiero ver el camino

El cielo de azul y plata, y el tejado del molino

 Así…deja que respire el aire de la mañana

Que olor tan bueno, a tomillo, a menta y a mejorana

Que frescura es la que viene con los ardores del río

Todo se dora, las plantas, el ramaje, el caserío…

Que paz la del campo madre, que tranquila es aquí la vida

Esta brisa y tus besos, me han de curar enseguida

 

Allá en la ciudad los pobres, no vemos el sol apenas

Son oscuros los talleres y muy largas las faenas

El trabajo que está en crisis, insomnios, despidos, en fin…la tisis

 Ay madre, ¿por qué están así las cosas?

¿Por qué es de espinas el mundo cuando puede ser de rosas?

 

Cuando sane madre mía, no me iré mas de tu lado

Cultivare el pobre huerto que esta medio abandonado

Veras como nos regala de muchas legumbres finas

Con frutas dulces y frescas pintadas de purpurina

Veras que felices somos, solo con pan y cariño

Como es tan triste ser hombre, quiero volver a ser niño.

 

¡¡¡Abrázame, acógeme en tu regazo. Así….

Todo menos tu es mentira, bésame, dame un abrazo!!!

Nunca bebí miel más dulce de labios de una mujer

Yo sé que nadie, nadie me quiere como tu me quieres

¡¡¡Muéreme, pero en tus brazos, que ellos sirvan de ataúd

A los pálidos despojos de mi pobre juventud!!!

 

LA CONFESION de Ricardo Arjona 

El confesor me dice que no te quiera

Y yo le digo: ¡¡¡Pare si usted la viera!!!

 Dice que tus amores me vuelven loco

Que a mi deber no atiendo, que duermo poco

Dice que nuestras muchas conversaciones

Fomentan en la aldea murmuraciones

Dice que el no quererte fácil me fuera

Y yo le digo: ¡¡¡ Padre, si usted la viera!!!

 

En vano le aseguro que eres tan pura

Que hay que rezar delante de tu hermosura

Que eres gentil y airosa, cual la azucena

Que de tus labios nacen, nardo y verbena

Que son flores de mayo tus blondos rizos

Y que vivir no puedo sin tus hechizos

Y el me dice muy tosco: ¡¡¡Es gran quimera!!!

Y yo le digo: ¡¡¡Padre, si usted la viera!!!

 

Confesando que el alma tengo en tus ojos

Me dijo el Padre Cura con mil enojos

Que pecado tan grande no perdonaba

Y que si te quería me condenaba

Entonces, en mi mente, dulce arrebato

Del pecho en que te llevo saqué el retrato

Y al verte el Padre Cura, “Luz y Alma mía”

Contemplándote absorto se sonreía

Esta es la que refleja santos amores

Creyó que eras la Virgen de los Dolores

¡¡¡Esta es la que es hermosa, pues luz destella!!!

Y yo le dije: ¡¡¡Padre, pues si esta es ELLA!!!

Y olvidándose el cura de su corona

dijo alzando los ojos, ¡linda persona!

 Si es bella cuan hermosa que en paz te quiera

Y yo le dije: ¡¡¡Padre, si usted la viera!!!

 

LA MALDICION GITANA

 

Señorito, señorito, mayor ofensa no cabe

Y eso eres tú, un señorito y ya te he dicho bastante

Yo, una gitana, una pobre, ná nadie, pero con un corazón

Como una torre de grande

 

Por mi senda te encontré, por tu senda me encontraste

Y por tu culpa y la mía, marchita esta nuestra sangre

 

No llores tu corazón, rosita de los rosales

Espejo de plata fina donde se mira tu madre

Que tú no tienes la culpa de que yo fuera cobarde

 

Se ríe, se esta riendo, y que joyitos se le hacen

Lucerito de mi vida, lucerito de la tarde

 

Pero tú, tu tienes dinero,

Dinero,  para comprarte una honra a cada momento

Como quien se compra un traje

Yo no me vendí, yo me di entera,

Yo me di porque te quise, como no te quiso nadie

 

Ilusión de chavalilla, castillitos en el aire

Que aun sabiéndolos mentira, todo el mundo los hace

Y eso fue ilusión perdida, castillo que al derrumbarse

Llenó mi vida de fango y de perdición mi sangre

 

Vine hasta aquí y me dijeron: Mañana tiene que casarse

Y esa noche esta de juerga, para despedirse,…¡¡¡Cobarde!!!

 

No vengo a pedirte ná, con ésto tengo bastante

Aquí te dejo mi odio y el suyo…¡¡¡No tienes Padre!!!

 

Duérmete tú corazón, rosita de los rosales

Espejo de plata fina donde se mira tu madre

Lucerito de mi vida…¡¡¡MALDITO SEA TU PADRE!!!

 

  Madre del Amor hermoso

Madre del Amor hermoso

Que cara tienes tan bella,

Tu mirada candorosa

A los mortales consuela.

Las amapolas del campo,

Las pintadas florecillas,

Han tomado sus colores

De tus hermosas mejillas.

Las rosas y los jazmines,

Violetas y pensamientos,

Tan solo el perfume tienen

Que reciben de tu aliento.

La blanca miel del panal,

Y los frutos sazonados,

Han tomado la dulzura

De tus dulcísimos labios.

Las olas del ancho mar,

Y los mansos arroyuelos,

Han aprendido a rizarse

De tus ondeados cabellos.

Ya ves querida María,

Que desde la flor silvestre,

Hasta la mas cultivada,

Todos quieren imitar,

A tu belleza sagrada.

Mas yo que soy hija tuya

Imitarte no podría,

A ser tan buena y tan pura,

Como eres tu madre mía.

¡Oh si!. Yo quiero ser buena

Estar contigo es mi anhelo

Mientras que viva en la Tierra

Y cuando muera en el Cielo

 

ANTONIO EL ALBAÑIL

Érase un hombre que decía no tener pecados… 

Bien señor Cura, me avengo si es preciso a confesar

Pero yo… ¿De que me voy a acusar si yo pecados no tengo?

Dice el Cura…

¡Infeliz, no digas eso que tendrás pecados mil!

¿Cual es tu oficio?….Albañil

Pues bien, tráete yeso y enluces el nicho de San Antón

¡Sacristán toca al sermón!

Entonces llegan los feligreses y comienza el Cura el sermón…

Amados Hijos en Cristo, os he llamado a deshora

Para deciros que mora, entre vosotros un Santo

Un Santo de carne y hueso con el cual podéis hablar

Miradlo ahí, está de pié en el Altar y empolvadito de yeso

Uno dice…

¿Un Santo Señor cura?… Si es Antonio el albañil

¡Él mismo me lo asegura que es Santo!

Otro dice…

¿Un Santo? ¡Un demonio!

¡Si es borracho y holgazán y jugador y fulero,

Y tramposo y embustero y no da a sus hijos pan

Y maltrata a su mujer, y blasfema vota y jura

Y del prójimo murmura y se ocupa en mal meter!

 

Así fue con diligencia el concurso mujeril

Haciéndole al albañil el examen de conciencia

 

La buenaventura

 Te la digo resalao? Déjame que te la diga

Tienes patitas de alambre y ojitos de siempreviva

Ráscate la faltriquera y alárgame una perrilla

Para que estos churumbeles no se mueran de fatiga

Que de no comer caliente tienen seca la barriga

Anda no te hagas de rogar tanto

Que no te pido una mina

Por la Santa Trinidad y su Sagrada Familia

Que me muera de repente si te digo una mentira

Estas rayas de tus manos, son cinco más de ruina

Pero no temas, que buen manto te cobija

Vas a tener cinco novias en menos de cinco días

Que pasarán como pasan las oscuras golondrinas

Sin dejar rastro ni huella en tus humildes pupilas

Vivirás en un palacio que mercarás en Sevilla

Y tendrás muchos criados que te sirvan de rodillas

Pero te vas so roñoso sin darme una perra chica?

Anda ya so jalichao que te coma la polilla

Que te metan pa dormir entre sábanas de ortigas

Que te salgan sabañones en mitad la coronilla

Que tó el dinero que tengas te lo gastes en botica

¡Y el día que tú te mueras, te arrastren con la mulilla!

 

Este ramo de rosas rojas para TI Madre, con todo mi amor y respeto

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Las Las poesías que aún recuerda mi madre

  1. M A Y dijo:

    Muchas felicidades por este rinconcito creado para tu madre, es muy bonito. Un beso muy fuerte para ti y para tu madre por enseñarte esas poesias y compartirlas con nosotros.

  2. Rafael dijo:

    Hola, Chelo,Las poesías son preciosas y muy inspiradoras. De todas ellas, la del confesor es de Ricardo Arjona.Muchas gracias por estos poemas que reavivan el corazón y nos hacen reflexionar.Un beso,Rafael Hernampérez

  3. Maika dijo:

    Estoy muy contenta de haber encontrado estos poemas ya que mi madre también los recita de vez en cuando, pero no completos. Ahora ya los tengo. Muchas gracias

  4. Belen dijo:

    Creo que soy un poco mayor que tú, pues yo tambien recito alguna de esas poesías y ha sido un autentico lujazo haberlas descubierto aquí.Gracias por compartirlas.Besotes

  5. Eduardo dijo:

    Que madres las que tuvimos, la mia declamaba la maldición gitana con un garbo y un talante que hoy al leer esos mismos versos se vinieron de repentes tantos recuerdos, te sigo adorando Madre mia.

  6. Ana dijo:

    Recordando a mi madre intentaba recitar la buenaventura y nunca aprendí más de dos frases. Muchísimas gracias, ahora puedo enseñarle a mi hija más cosas de su abuela. Hace 12 años que me quedé sin ella y desde entonces me falta un gran trocito de mi. Tuve a mi lado una gran madre, una gran mujer y una gran persona que me cuidó durante 38 años y siempre irá conmigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s