Los Hijos

 

 

Los Hijos

Ando reflexionando estos días, sobre si la paternidad es un acto de entrega o de puro egoísmo, a mí me parece más lo segundo. Los hijos vienen al mundo, sólo para satisfacer la apetencia de los padres, las ganas de los padres de convertirse en tales, de perpetuarse, ven en los hijos la manera de hacerse eternos, es como si tuvieran que continuar algo que no acabaron en su propia existencia, vienen los hijos en el momento que los padres creen oportunos, el momento adecuado, en muchos casos después de haber comprado el chalet de veraneo, de otra manera no podrían costearlo, los padres tenemos nuestras prioridades, y los hijos no son la primera, no nos conformamos con traerlos al mundo, tenemos que moldearlos, hacerles ser como queremos que sean, a veces en contraposición a lo que ellos quieren ser, los convertimos en una extensión de nosotros mismos, cuando consiguen librarse de ese yugo, algunos no lo hacen nunca, tiene que someterse a resto de las imposiciones que la sociedad ha diseñado para ellos, pareja, trabajo, reglas sociales, etc., etc.
Por más que miro no veo donde está la entrega de los padres, darles todo lo que necesitan, no es un acto de entrega, es una obligación, darles lo que no necesitan, no es un acto de generosidad, es una casi gilipollez, ser justos con ellos es casi imposible, porque ellos tienen otras medidas, mientras nosotros medimos en centímetros ellos lo hacen miden en pulgadas, esto, sin ser una guerra, es una COSA de padres contra hijos.
Yo tampoco me entrego como padre, además no sé si acierto en lo que hago y en como lo hago, mi falta de coherencia está plenamente demostrada, ellos se limitan a soportarme, yo sólo sé quererlos, ojalá supiera hacerlos HIJOS.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los Hijos

  1. Rafael dijo:

    Interesante reflexión, pero olvidamos algo esencial: los hijos son también seres humanos.Y como humanos, sean hijos, padres, amigos, enemigos, desconocidos, conocidos, etc., nos olvidamos todos en ser un poco empáticos y ponernos en el lugar del otro para comprenderlo. Creo, que no es un problema de padres e hijos, si no en una actitud de intentar comprender al otro: sus sentimientos, lo que quiere, lo que necesita, su estado de ánimo.Yo también soy padre, y cuando mejor me llevo como mi hija es cuando pienso como ella.Un saludo, sé feliz, aquí y ahora.Rafael Hernampérez

  2. Lucy dijo:

    vaya peazo de espacio!! me ha encantado aqui te dejo muchos besos y abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s